Al vencedor le daré a comer del árbol de la vida

El hecho de que los católicos veamos en la Biblia un único libro, nos hace olvidar que los autores que han dejado su huella en ella, recurrieron a los más diversos géneros literarios, de tal manera que sus intenciones, sus visiones, su teología, sus puntos de vista, sus conclusiones están ajustados a esos géneros literarios.

No es lo mismo el género sapiencial en el que se enfatiza la sabiduría, tanto la divina como la humana, que la literatura jurídica que emite leyes y expresa el castigo contra la violación a dichas leyes; tampoco es lo mismo una narración tomada de la historia, que una narración nacida de la épica. No debemos asustarnos porque así es la literatura: no me desorienta que ‘Drácula’ imprima terror y que ‘Oliver Twist’ nos produzca tristeza y compasión; asimismo sabemos que ‘Harry Potter’ es fruto de una creativa imaginación y que ‘Sapiens, de animales a dioses’ es una sesuda indagación histórica.

Entre los géneros literarios más llamativos de la Biblia, está el “apocalíptico”, que se refiere a revelaciones que Dios ofrece a hombres como Moisés, Henoc o Elías, de quienes se afirma tuvieron un trato muy íntimo con Dios.

La apocalíptica también recurre a revelaciones ofrecidas por ángeles. Jesús afirma en el Apocalipsis que, a quienes permanezcan fieles, “le daré a comer del árbol de la vida, que está en el paraíso de Dios” (Ap 2,7b), de esta manera el autor empata con el árbol de la vida del Génesis (Gn 3,23-24), así promete que los seguidores de Jesús comerán del árbol de la vida que tuvieron a su alcance nuestros primeros padres. Para judíos y egipcios el árbol de la vida es símbolo, además de una vida eterna, de una vida colmada de sabiduría.

Quien come del árbol de Dios, además de alcanzar sabiduría, obtiene vida eterna; algo que solo puede ofrecer Jesús a quienes le siguen fielmente. Comer no es solo nutrición, también es signo de comunión e intimidad con Dios, es un modo de volver al paraíso y a la amistad perfecta con Dios.

¿QUÉ DEBO HACER?

Pensar que Dios llama a luchar con empeño y dedicación, y solo al que venza, se le ofrece ese alimento que da vida y sabiduría; pero, en esta vida, Jesús es vida y sabiduría de Dios, unirnos a él es anticipar en esta vida, lo que disfrutaremos en el cielo y en la eternidad.

10 respuestas a «Al vencedor le daré a comer del árbol de la vida»

  1. Muchas gracias por esta Reflexión, sin duda de mucha ayuda, muy aleccionadora y muy inspiradora.
    Que Dios los llene de mas Bendiciones y entusiasmo para seguir sirviendo.

  2. Wow! Me gustó mucho esta explicación, tomando ejemplos de obras contemporáneas tan conocidas. Pero al final vemos que no hay nada como la Palabra de Dios manifestada en las Sagradas Escrituras. Nuestra alma no puede más que descalzarse para gustar de este divino tesoro. Muchas gracias!

  3. Que más se puede pedir, así es la Palabra, y que bueno que nos compartan estas reflexiones y en efecto, esto es un verdadero tesoro (la Palabra), pero hay que buscar.
    Bendiciones.

  4. Encontrar a Dios es muy fácil y gratificante, es seguir las enseñanzas de Jesucristo Dios hecho hombre. Y entre más se entregue una persona a su palabra ( biblia) gozará de la felicidad y paz que se le tiene reservado en la vida eterna delante del Dios padre, Dios hijo y Dios Espíritu Santo .

  5. si los católicos pensamos de esa manera; pero personalmente la biblia es todo un espeso conocimiento de Dios que si no se orienta acertadamente como ella misma dice puede ser arma de doble filo, solo bajo la direccion del Espíritu Santo podemos devengar de ella la salvacion prometido por Jesucristo a todo en el que en el crea.

  6. PARA MI, LEER LA BIBLIA Y SUS COMENTARIOS, ME HA LLEVADO A LA CONVICCIÓN DE Q´ LA CREACIÓN ES POR GRACIA DE DIOS, NO ENCUENTRO OTRA FUENTE TAN CREIBLE COMO ELLA. SIENDO Q´ DIOS EXISTE Y NO HAY MAYOR O MEJOR AMOR Q´ EL Q´ NOS OFRECE Y DA; NO SOLO TENGO Q´ LEERLA Y RELEERLA, SI NO ESFORZARME POR APRENDER LO Q´ NOS TRANSMITE Y ENSEÑA. YA Q´ NO CONOZCO ALGO Q´ ME HAGA TAN O MAS FELIZ Q´ LA MUESTRA DE AMOR, Y DIOS NUESTRO CREADOR, NOS LA DA A TRAVÉS DE LA BIBLIA. SOLO NOS PIDE LEERLA.

  7. Leer siempre a un constante, y buen ritmo los libros bíblicos, refuerzan nuestro entendimiento, y acercamiento al único Dios verdadero, y creador, ayudándonos a un mejor traficar en este mundo.

Responder a Gladys Hess-Chávez Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *